Alexandra Hatcu, exesposa del rapero Mozart la Para, reveló que en julio de 2018 perdió un embarazo de cuatro meses, y poco después de eso la relación con el cantante urbano empezó a cambiar.

En una entrevista exclusiva en el portal música urbana Alofoke Music, explicó que le hicieron un legrado cuando estuvo acompañando en una gira que comprendía Europa y Estados Unidos.

“Me tuvieron que ingresar de emergencia, faltaban dos días para irnos de Europa hacia Estados Unidos, cuando me internaron me hicieron un legrado y ese mismo día cuando salí de la clínica tuve que ir lejos, a cuatro horas distancia a llevarle todas sus maletas a Mozart, porque se tenía que ir para Estados Unidos”, puntualizó Alexandra.

Posteriormente regresó sola con su hija a República Dominicana y luego viajó a Estados Unidos para reuniones de trabajo en la disquera.

La modelo dijo que desde hace varios meses las cosas no estaban funcionando entre ellos y que Mozart no trató de salvar la relación.

Además expresó que no sintió haber recibido el apoyo necesario.

«Nosotros estábamos bien, hasta julio-agosto-septiembre…, luego de que yo perdí el embarazo y que pasó lo que pasó, no sé, sentí que tal vez no merecía el apoyo que recibía, que necesitaba de parte de él. Ahí fue que me empecé a alejar un poco», manifestó.

La rumana también dijo que daba más de lo que recibía en la relación, y a pesar de que estén separados ella todavía está enamorada de Mozart y él siempre será su debilidad.

Sin embargo, la también modelo no dejó una brecha para la reconciliación, ya que está decidida a no regresar con él, pues siente que este ha cambiado mucho.

“Extraño al Erickson de antes, siento que Mozart ha cambiado mucho, ya no siento la misma química, siento que él está muy raro y tomamos la decisión de terminar, pero aún seguimos viviendo bajo el mismo techo y hasta el sol de hoy a Mozart no le falta nada”, expresó Alexandra.

Alexandra dio las gracias por el apoyo al pueblo dominicano y dijo que siente el cariño que le han brindado, pero que le molestó mucho que varias personas salieran a opinar de su relación sin saber nada.

Además, dijo que le enojó que su matrimonio se haya convertido en un circo, ya que no tuvieron respeto por su hija Charlotte.

“Mozart tenía una presión de publicarlo (la separación) y yo no entendía por qué o de dónde esta presión, si durante tres meses estábamos así, y él no tenía ese apuro, recuerdo que le dije vamos a publicarlo cuando yo me mude de la casa porque no es saludable decir públicamente que estamos separados y seguir viviendo bajo el mismo techo”, explicó la rumana.