Redacción Entretenimiento
Santo Domingo
Luego de darse a conocer el deceso de “La dama de la canción” Luchy Vicioso, tras complicaciones de salud, figuras y entidades ligadas al espectáculo han expresado su sentir por la lamentable pérdida.

El primero en pronunciarse fue su hijo Freddyn Beras quien manifestó que su madre dejó un legado de trabajo honesto, integridad, dignidad intocable, voz prodigiosa y dulzura inigualable. Destaca que fue de carácter fuerte y terco hasta el último de sus momentos.

“Poseedora de un corazón limpio y puro, que nos deja llenos de orgullo con el ejemplo de una vida intachable. Tus hijos Claudia Lucía, Ernesto Máximo y Freddyn te amamos y te amaremos siempre. Descansa en paz mami», escribió Freddyn a través de una publicación en Instagram.

El ministro de Cultura, Eduardo Selman, externó su pesar por el fallecimiento de la cantante Luchy Vicioso. “Se ha apagado una de las más emotivas voces dominicanas. Paz al alma de la siempre admirada Luchy Vicioso”, expresó el funcionario.

Con la muerte de la artista, República Dominicana está de luto, sostuvo Selman, quien, además, indicó que el ministerio de Cultura expresa su pesar y condolencias a toda su familia, de manera muy especial a sus hijos Claudia Lucía, Ernesto Máximo y Freddyn, así como al pueblo dominicano, por tan irreparable pérdida nacional.

De su lado, la presidenta de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) Emelyn Baldera dijo que las canciones de Luchy permanecerán por siempre en los corazones de las personas. Destacó que el legado que dejó servirá para aquellos artistas que buscan trascender con la calidad y el carisma que le caracterizó a lo largo de su carrera.

Agregó que en 2013 vieron a la artista subir por primera vez al escenario del Teatro Nacional, cuando subió a recibir el Soberano Especial en reconocimiento a sus aportes realizados en la música.

“No olvidaremos cuando en el 1989 también te premiamos en la categoría Concierto del año por ‘El sonido de su voz’. En paz descanses Luchy Vicioso (1950-2019)”, concluyó.