Un equipo internacional de astrónomos, entre ellos investigadores de la Universidad de Ginebra, ha descubierto un planeta fuera del Sistema Solar situado a ocho años luz de la Tierra, por lo que es uno de los más cercanos que se conocen por ahora, informó la institución superior en un comunicado.

El planeta podría tener una masa hasta tres veces superior a la terrestre, y orbita alrededor de la estrella Gliese 411, en la Constelación de la Osa Mayor, señaló la nota oficial de la universidad.

«Su proximidad y luminosidad lo convierten en un objetivo ideal para futuros telescopios gigantes como el ELT europeo, que debería permitirnos analizar su atmósfera», destacó el investigador de la Universidad de Buenos Aires Rodrigo Díaz, principal autor del estudio.

El descubrimiento se ha conseguido con el espectrógrafo SOPHIE, desarrollado en parte por la universidad ginebrina e instalado en el telescopio de 193 centímetros del Observatorio de la Alta Provenza (sureste de Francia).

El hallazgo se publicará en la revista europea especializada Astronomía y Astrofísica.

Los exoplanetas más cercanos a la Tierra conocidos hasta el momento son uno que orbita alrededor de Próxima Centauri, a 4,2 años luz, y otro en el sistema de la Estrella de Barnard, a 5,9 años luz.