El expresidente Hipólito Mejía, conocido por su espontaneidad al hablar de cualquier tema y en todos los escenarios, ha prometido un cambio, y dice que ahora va adoptar una posición intermedia entre el “silencio sepulcral” del presidente Danilo Medina y la del presidente de México, Andrés López Obrador que habla todos los días.

“López Obrador habla todos los días en la mañana y Danilo no habla nunca y yo hablaba varias veces al día, y yo me pongo una ecléctica en esa boca y me voy a colocar equidistante a ver qué pasa”, dijo en una entrevista en el programa El Sol de la Mañana.

Cuando se le preguntó de por qué busca la presidencia otra vez, dijo que “todos tenemos un maldito ego, unos en mayor intensidad que otros y yo no soy la excepción; numero dos, la experiencia histórica del país no está divorciada de lo que ha sido, porque Peña Gómez, Bosch y Balaguer tuvieron toda la vida aspirando y otros tuvieron toda la vida aspirando y no llegaron ni a alcalde pedáneo y otros están en los partidos durante 30 años igualitos”.

Mejía tuvo oportunidad también para explicar su propuesta de Gobierno centrado en varios ejes como el económico, donde promete mejor distribución de los recursos y combate a la pobreza, como también detener la cadena de préstamos.

Del mismo modo, dijo que hay que parar la ola de inseguridad que tiene la sociedad dominicana.

“Yo pienso que la impunidad y el robo hay que pararlo en la República Dominicana y los privilegios irritantes hay que pararlos”.