Santo Domingo

El juez Francisco Ortega, quien conoce el caso de los involucrados en el caso Odebrecht, pidió esta noche que la Defensoría Pública asuma la defensa de Bernardo Antonio Castellanos, quien se encuentra en Panamá y es uno de los 14 nombres que aparecen en la lista acusados de recibir sobornos de la compañía brasileña.

Al dar un receso de 10 minutos, el magistrado pidió a la defensoría pública, que hasta ese momento defendía al imputado Máximo D’ Oleo, para que también asumiera la defensa de Castellanos.

La defensoría pública aceptó asumir la defensa de Castellanos. Mientras, el abogado Tony Delgado, en representación del imputado Ángel Rondón, pidió la suspensión pura y simple del proceso, alegando que nadie conoce ni un solo papel de la acusación.