.– La cantidad de cocaína incautada en Centroamérica en 2017 subió respecto a los años anteriores, una tendencia que la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) vincula, en un informe publicado hoy, con la mayor producción en Colombia y la demanda en EEUU y Europa.

“Las organizaciones dedicadas a la delincuencia organizada trasnacional siguen sirviéndose de Centroamérica y el Caribe para el transbordo de drogas procedentes de América del Sur hasta los principales mercados de drogas en los Estados Unidos y Europa”, resume la situación la JIFE.

PUBLICIDAD