Estados Unidos cambiará las condiciones de diálogo con Cuba; ahora exigirá al régimen de la isla que existan avances democráticos si pretenden continuar con el proceso de normalización.

Donald Trump pone “entre la espada y la pared” al régimen de Raúl Castro; no solo le exige “elecciones libres” en la isla, sino que además decidió restringir los viajes de estadounidenses y las transacciones con el Ejército cubano.

Una funcionaria estadounidense, que prefirió mantenerse en anonimato, informó que Trump ha decidido empezar el el proceso; pero antes desea dejar claro a Raúl Castro que “hay hitos muy específicos que van a tener que cumplir”.

Entre las exigencias está la celebración de “elecciones libres” y la “liberación de presos políticos”.

“El mandatario no planea romper las relaciones ni deshacer los mecanismos diplomáticos que estableció su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama (2009-2017), pero tampoco planea profundizar en el proceso de normalización si el Gobierno cubano no está dispuesto a hacer concesiones en esos temas, según la funcionaria”; señala la agencia de noticias EFE.

Justamente y en relación con próximos comicios en Cuba; el gobierno de la isla creó una comisiónelectoral para “organizar, dirigir y validar” las elecciones generales convocadas a partir de octubre próximo.